Experimentos STEM de estudiantes ganan una oportunidad de vuelo mediante un concurso tecnológico de la NASA

La NASA ha elegido a 57 equipos ganadores en un primer desafío nacional diseñado para atraer, involucrar y preparar a los futuros profesionales de las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. Los equipos ganadores del primer desafío estudiantil TechRise de la NASA obtendrán experiencia STEM en el mundo real mediante la construcción de experimentos que operan de forma autónoma y recogen datos desde la frontera del espacio a bordo de un cohete suborbital o un globo aerostático de gran altitud.

 

Este desafío administrado por Future Engineers quiere inspirar a los estudiantes a buscar una comprensión más profunda de la atmósfera terrestre, la exploración espacial, la programación y la electrónica, así como el aprecio de la importancia de los datos de las pruebas. Casi 600 equipos aplicaron, representando a 5.000 estudiantes de sexto a duodécimo grado de todo el país.

 

Los equipos ganadores provienen de 37 estados y territorios e incluyen a más de 600 estudiantes. La lista de ganadores puede consultarse en el sitio web de Future Engineers.

 

“En la NASA, educamos e inspiramos a la próxima generación de científicos, ingenieros y exploradores”, dijo el administrador de la NASA, Bill Nelson. “El TechRise Student Challenge es una excelente manera de que los estudiantes adquieran experiencia práctica en el diseño, la construcción y el lanzamiento de experimentos en vehículos suborbitales. Estoy muy impresionado de que recibiéramos cientos de entradas de todo el país, y quiero felicitar a los equipos ganadores. ¡Estoy impaciente por ver cómo se hacen realidad estos increíbles experimentos!”.

 

Las propuestas ganadoras incluían mediciones de gases de efecto invernadero, sistemas de riego de granjas espaciales, mitigación del polvo lunar, investigación de la salud humana en el espacio y la comprensión de los efectos de la microgravedad en fenómenos físicos que van desde el comportamiento de las ondas en los líquidos hasta la efectividad de la impresión por inyección de tinta.

 

NASA launches a Raven Aerostar high-altitude balloon.
NASA launches a Raven Aerostar high-altitude balloon.
Credits: NASA/Bill Rodman

Los equipos ganadores recibirán cada uno 1.500 dólares para construir sus experimentos y la oportunidad, subvencionada por la NASA, de ponerlos a prueba, o en vuelos suborbitales operados por Blue Origin o UP Aerospace, o en un vuelo en globo aerostático de gran altitud de Raven Aerostar. Los experimentos asignados a los vuelos en globo aerostático de gran altitud dispondrán de más de cuatro horas de tiempo de vuelo para poner a prueba los experimentos, mientras que los que vuelen a bordo de cohetes suborbitales tendrán tres minutos de pruebas en microgravedad. Los equipos también recibirán materiales para preparar sus cargas útiles, acceso a programas de simulación de vuelo y apoyo técnico de expertos.

 

Los equipos de estudiantes seleccionados construirán las cargas útiles en preparación para las pruebas de vuelo, previstas para principios de 2023.

 

“En esto consiste la educación. Como educadores, ofrecemos oportunidades a nuestros estudiantes para que vayan más allá de las aulas y se adentren en el mundo real”, dijo Sheila Killam, maestra de STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas) del Fayette Jr./Sr. High School en Fayette, Ohio, y supervisora de educación de uno de los equipos ganadores. “Estos cuatro estudiantes de una pequeña comunidad rural agrícola del noroeste de Ohio abordaron este reto tecnológico. Serán uno de los 57 equipos del país que lanzarán su experimento a bordo de un cohete suborbital. No hay nada mejor que esto”.

 

Un grupo de casi 500 jueces voluntarios con una amplia distribución geográfica, entre los que se encontraban profesores, personal de la NASA y expertos en tecnología, ofrecieron su tiempo, pasión y experiencia para revisar las propuestas y seleccionar a los ganadores. Las propuestas se evaluaron en función de criterios como la originalidad de su idea de experimento de vuelo, su impacto en la educación y/o la sociedad, y la calidad del plan de construcción.

 

El programa de Oportunidades de Vuelo de la NASA, que forma parte de la Dirección de Misiones de Tecnología Espacial de la agencia, administra el desafío con el apoyo de la Oficina de Compromiso STEM de la NASA. El programa de Oportunidades de Vuelo tiene su sede en el Centro de Investigación de Vuelo Armstrong en Edwards, California.

 

TechRise es uno de los muchos premios y retos de la NASA que ofrecen oportunidades para participar en su programa espacial de Estados Unidos. Para conocer las últimas noticias sobre el reto estudiantil TechRise de la NASA y seguir el progreso de los equipos de estudiantes, visita la siguiente página web en inglés:

 

https://www.futureengineers.org/nasatechrise

Comments are closed.